¿Existe independencia de poderes en España?

108
justicia ciega

Creo que en la mente de muchos está esta pregunta que hoy día ha sacudido con fuerza a la sociedad española a raíz de la famosa sentencia del supremo, primero en contra y luego a favor de la banca, sobre quién debía pagar el impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) y lo que esto conlleva.

¿Qué es el AJD?

Antes de continuar, aclarar que el AJD es un impuesto sobre la escritura notarial que se paga cada vez que se firma una hipoteca. Es de carácter autonómico, por lo tanto varía su cuantía dependiendo de donde se firme. Oscila entre el 0,5% y el 1,5% y es el gasto que supone es un mayor desembolso económico en los gastos de constitución de una hipoteca. En Román paladino estaríamos hablando de una media de 3000€ por afectado y, según Adicae (Asociación de usuarios de bancos, cajas y seguros), son unos 8 millones de afectados. Esto eleva la cifra supuestamente adeudada a 24000 millones de euros.

¿Existe realmente separación total de poderes en España?

Para responder a esta pregunta tenemos que ir al quid de la cuestión. ¿Quién designa al Consejo general del poder judicial (CGPJ)? La verdad es que puede que nunca hayamos caído en la cuenta, pero este nombramiento actual del consejo ha rozado lo irreverente. Hemos podido leer titulares como: “el CGPJ: un modelo de elección bajo sospecha” o “gobierno y PP pactan la elección del conservador Manuel Marchena como nuevo presidente del CGPJ” “PP y PSOE inician una lucha por el control del poder judicial”

Y es que efectivamente el CGPJ, a día de hoy, es elegido íntegramente por Congreso y Senado. Es decir, los políticos designan el CGPJ.

Después de saber esto habrá gente que continuará pensando que es un órgano absolutamente independiente ya que los magistrados gozan de una integridad inquebrantable e incuestionable. Otros, en cambio, también podrán pensar que al fin y al cabo son hombres y que son susceptibles de ser parciales y de temer que quién un día les puso, un día les pueda quitar. No digo con esto que todos los jueces sean parciales, por supuesto que no. Lo que dudo muchísimo es que todos ellos sean imparciales.

Está claro que en asuntos de importancia menor, ser totalmente independiente conlleva una carga de integridad y coherencia que todos pueden soportar, pero cuando lo que se enjuicia conlleva repercusiones políticas y sociales, como es este asunto que ha afectado a tantas familias, y es asunto capital de estado, la independencia, veo, que se resquebraja de un modo más obvio.

¿No tendría más sentido que para que nadie cuestionara la independencia de este órgano judicial, y en consecuencia la Justicia, el CGPJ lo eligieran los mismos jueces? Si existe separación de poderes total ¿No deberían los diputados desmarcarse de estas tareas que no les competen y que no les ofrecen ninguna ventaja? ¿Tendría sentido, la misma situación al revés, que los jueces confeccionaran las listas de los partidos (judiciliciación de la política)? Creo que cuando las respuestas a las preguntas son evidentes y la práctica de éstas sencilla, si algo no se hace es porque no interesa. Y precisamente estos intereses son los que tienen al conjunto de la sociedad española donde nos tienen.

Si tuviera que posicionarme hoy en día, diría que la separación completa de poderes en España, no es más que una entelequia que ya reside en más corazones que mentes.